Macaronesia Digital

NextGeneration
amon
PlanRecuperacion

Prueba de concepto (PoC).
Acercándonos al test de eficiencia.

El proyecto AMÓN 1.0, Robótica en enjambre, se acerca a las zonas de pruebas en espacios controlados. Llevamos meses desarrollando diversos prototipos con los que ir dando los primeros pasos en los proyectos experimentales con robots, y tras muchos esfuerzos buscando soluciones que aplicar en los prototipos iniciales, en breve podremos comenzar las pruebas para llevar a evaluación los desarrollos.

La escala TRL en los proyectos de innovación.

Pero, ¿Cómo poder planificar una experiencia que nos permita dar un paso más allá en lo desarrollado hasta ahora? Pues para ello los procesos de innovación nos dan claves que ayudan en el momento de conocer hasta dónde ha llegado nuestro alcance.

¿Conocen las escalas TRL? Pues TRL son unas siglas en inglés que significan Technological Readiness Level, y son precisamente un modo de saber el nivel de madurez que tiene un proyecto de innovación, desde que tienes las primeras ideas (que pueden ser ocurrencias muy locas), hasta que ya lo tienes todo a punto para lanzarlo a los y las consumidores. Te las describo brevemente:

  • Las escalas TRL que van del 1 al 3, suponen las fases en las que se va conformando tu idea de innovación. Tienes datos y algunas ocurrencias, y las vas llevando adelante gracias a las investigaciones que encuentras en formas de papers, o en documentos de estudios científicos o técnicos. Muchas veces, te apoyas en informes de vigilancia tecnológica e inteligencia competitiva, y sigues el proceso de depuración, con mucha suerte y esfuerzo. Una clave esencial de estas fases es buscar una Prueba de Concepto (PoC), o sea, una especie de experiencia crucial o de experimento, que te permita validar las bases tecnológicas o técnicas de tu intuición. Y con ello, dar un paso fundamental de que vas por buen camino.
  • Las escalas TRL de 4 a 7, el camino del desierto. Ahí tu constancia se va a poner a prueba, ya que las ideas normalmente son difíciles de llevarlas a cabo y aterrizarlas en un modelo adecuado que sea viable, deseable y factible. Desde unas pruebas iniciales que normalmente llevas a cabo en el laboratorio, hasta ir acercando poco a poco lo que desarrolles hasta entornos más próximos a los y las usuarios finales de la innovación. Es un proceso lento, y que necesita ser validado a diversas escalas, desde el laboratorio, hasta tener un prototipo muy próximo al mercado. Ese es el objetivo de la fase 7, ya de puntillas ante el logro.

  • Las escalas TRL 8 y 9 son el final de tu proceso que empezó con una idea, investigando o en una serendipia. Y ha supuesto la evolución de la innovación hacia un uso que puede ser lanzado en un mercado próximo o global.

Los TRL en AMÓN 1.0

Ya sabiendo esto, pues es fácil conocer cual es el alcance de nuestro proyecto AMÓN 1.0, robótica en enjambre. Contando con el esfuerzo de nuestro equipo dedicado, formado por Oscar Díaz de la Fe y Andrés Suárez Betancor, impulsador por el programa INVESTIGO del Servicio Canario de Empleo dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia español, nuestros NextGen han dado los pasos que se cubren en la fase de ideación, y nos están aproximando ya a un nivel 3, en el que poner en práctica nuestras intuiciones, y ver si damos pasos seguros que nos permitan desarrollar un enjambre de robots que puedan servir para mejorar la tecnología que tenemos en campo, ayudando a los agricultores y agricultoras a adaptarse al cambio climático.

Sigue conectado con nosotros, sigue conectado con AMÓN 1.0, robótica en enjambre. Un proyecto cofinanciado dentro del Programa Investigo incluido en el Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Next Generation EU .

Ponte en contacto
con nosotros

Los campos señalados con un asterisco (*) son obligatorios